Nosotros

NUESTRA COCINA

EL SECRETO ESTA EN LOS FOGONES

Siempre hemos considerado que la cocina de los pueblos camina paralela su cultura o, dicho de otra forma, que la cocina es un rasgo más, constitutivo de la cultura. Por eso nuestros platos están basados en las tradiciones de la cocina cordobesa que recoge la herencia culinaria de romanos, árabes, judíos y cristianos.

Esta conjunción de influencias ha dado lugar a una forma de cocina especial, particular, diferente y localizada en Córdoba que tenía posibilidades de florecer de nuevo.

Muchos clientes y especialistas preguntan si los platos de El Caballo Rojo son literalmente reproducción de lo que la época de esplendor andalusí se comía. La respuesta es que no es igual en cuanto que la conservación y elaboración de los alimentos ha variado,  pero, esencialmente están los mismos ingredientes que conformaban aquellas ricas creaciones gastronómicas, llenas de aromas y perfumes.
Hoy día es posible inspirándose en el pasado  sacar partido a todo tipo de carnes, pescados y verduras sin apartarse de esta línea. Pero aclaremos, es posible, pero no fácil. En una receta antigua entran tantos elementos que su equilibrio debe ser preciso para obtener el resultado esperado.

En nuestra carta están incluidos platos que son fruto de una intensa labor de investigación, pero sin dejar de lado la innovación.
Entre las materias primas que forman parte de nuestros platos destacamos la enorme variedad de aceites vírgenes y refinados de Baena, los distintos tipos de vinagres y los diferentes vinos de Montilla-Moriles, los ajos de la campiña, las hortalizas de Cabra, los espárragos de la Vega del Gualdalquivir, los Ibéricos de los Pedroches, las almendras, los piñones, el azafrán, la miel, las especias y la cidra.

Todos estos productos, con referencias en la documentación histórica son interpretados como notas musicales que hay q situar correctamente en el pentagrama para que surja la armonía total, la sinfonía, pero, claro está, en una mesa.

Así pues, toda la producción de la rica geografía cordobesa  tiene cabida en la elaboración de nuestros platos, a los que se nombra según su procedencia o el elemento esencial y determinante de su elaboración.

Entre la representación de la antigua cocina andalusí destacaremos como aperitivos y entrantes la ensalada sefardí, el ajo blanco con reinetas y pasas, los centros de alcauciles con habitas. También sobresalen platos como las almejas al Moriles, los riñones de cordero al vino viejo y ,como no, nuestros archiconocidos y populares rabos de toro.
No nos olvidamos del sabrosísimo salmorejo de la campiña y de nuestro gazpacho de Córdoba. Son sugerentes los espárragos blancos de Córdoba a la almendra, las alcachofas a la Montillana, los cardos con almejas y gambas y las berenjenas califales.
Entre los pescados destacaríamos el rape mozárabe, la cazuela de pescado al aroma de arrope, los lomos de bacalao a la canela, el pez espada a la cordobesa, los lomos de merluza al perejil con almejas y gambas, el lenguado al vinagre de manzana, aceite de oliva y ajitos fritos y el rape con langostinos a las uvas.

Entre las carnes nos gusta destacar las cotas de calidad logradas con las aves y las piezas de caza, como el conejo estofado al vino viejo de Montilla, el magret de pato al agridulce, la perdiz roja escabechada en caliente y los muslos de pato aromatizados con Pedro Ximénez y vinagre de yema.

Acompañamos nuestra carta de platos que combina ingredientes y recetas tradicionales con elementos de innovación, con una amplia carta de algunos de los mejores vinos de nuestra tierra. Nos sentimos orgullosos de nuestra bodega, que cuenta con vinos de extraordinarias añadas conservados en perfectas condiciones.

Y para los que deseen disfrutar de una agradable sobremesa disponemos de una selecta y amplia variedad de licores y destilados de las marcas más prestigiosas.

Disponemos de un menú degustación donde el aficionado al buen comer puede encontrar algunas de nuestras mejores especialidades y platos de temporada. También existe un menú del día en el que, a un precio muy interesante, se pueden degustar platos representativos de nuestra cocina.